blog actual: www.moralocp11.blogspot.com

Visita la nueva temporada

ESTADÍSTICAS COLECTIVAS E INDIVIDUALES (finales)

Partidos
Con 36:
Andrada (36 titular/35 completos) y Arellano (36 titular/34 completos).
Con 35:
Fran Mancha (34 titular/25 completos).
Con 34:
Oliver (33 titular/22 completos) y Toribio (28 titular/10 completos).
Con 33:
César Carrasco (33 titular/32 completos) y Gallardo (33 titular/18 completos).
Con 32:
Juanjo (32 titular/23 completos) y Dani (31 titular/25 completos).
Con 30:
Manu (20 titular/12 completos).
Con 28:
Barbero (28 titular/25 completos).
Con 27:
Emilio Gil (26 titular/17 completos).
Con 25:
Jarillo (4 titular/2 completos).
Con 21:
Iván (13 titular/9 completos).
Con 18:
Miguel Ángel.
Con 15:
Robert (15 titular/5 completos).
Con 11:
Juli (3 titular).
Con 9:
Diego Carrasco (1 titular).
Con 6:
Iván Fanjul (5 titular/5 completos).
Con 5:
Piti.
Con 3:
Asiel (3 titular/3 completos).
Con 2:
Adri.
Con 1:
Nacho.

Hasta que causaron baja
Con 14:
Óscar Castillo (4 titular/2 completos).
Con 3:
Durán.
Con 1:
Josu.

Amonestaciones
Con 1 tarjeta roja:
Gallardo, Oliver, César Carrasco, Iván Fanjul y Andrada.
Con 1 expulsión por doble cartulina amarilla:
Fran Mancha, Emilio Gil, Manu, Dani, Juanjo y Robert.

Con 15 tarjetas amarillas:
Oliver.
Con 13:
Emilio Gil (+2).
Con 11:
Andrada y Barbero.
Con 10:
Juanjo (+2).
Con 8:
Gallardo y Arellano.
Con 5:
Robert (+2), Iván y Toribio.
Con 4:
César Carrasco, Jarillo, Dani (+2) y Fran Mancha (+2).
Con 3:
Manu (+2).
Con 2:
Asiel.
Con 1:
Juli, Miguel Ángel e Iván Fanjul.

Hasta que causó baja
Con 3:
Óscar Castillo .

Goles
Con 11:
Emilio Gil.
Con 7:
Gallardo.
Con 6:
Juanjo, Andrada y Fran Mancha.
Con 3:
Robert.
Con 2:
Miguel Ángel.
Con 1:
Oliver, Juli y un rival en propia puerta.

Trofeo Al Mejor 'Radio Navalmoral/COPE'
Con 39 puntos:
Juanjo.
Con 33:
Fran Mancha.
Con 32:
Emilio Gil y Andrada.
Con 31:
Oliver.
Con 30:
Arellano.
Con 27:
César Carrasco.
Con 26:
Gallardo.
Con 25:
Toribio.
Con 24:
Dani y Barbero.
Con 22:
Manu.
Con 17:
Jarillo.
Con 13:
Robert.
Con 12:
Iván y Miguel Ángel.
Con 9:
Juli.
Con 5:
Diego Carrasco.
Con 4:
Iván Fanjul.
Con 2:
Asiel y Piti.
Con 1:
Nacho y Adri.

Trofeo a la Regularidad 'Canal Extremadura Radio'
Con 46 puntos:
Juanjo.
Con 16:
Emilio Gil.
Con 14:
Gallardo.
Con 11:
Fran Mancha y Andrada.
Con 4:
César Carrasco.
Con 3:
Oliver y Toribio.
Con 1:
Robert.

¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬
[ESTADÍSTICAS EXCLUSIVAS DE LA PRIMERA VUELTA, abajo, al final de todas las crónicas]
¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬


~PARA VER LAS FOTOS DE LA CRÓNICAS CON MÁS DETALLE, PULSAD SOBRE ELLAS~

sábado, 20 de diciembre de 2008

17ª jornada. QUINTO AL TÉRMINO DEL AÑO


Moralo: César Carrasco, Dani, Toribio, Andrada, Iván, Fran Mancha, Juli (Jarillo, 74'), Manu, Oliver, Emilio Gil y Juanjo (Piti, 88').

Imperio: Juli, Fabio, Raúl Morales, Pedro José, Carlos, Francis (Nico, 77'), Fran, Scalise (Perico, 78') Pisky (Aranda, 90+5'), Javi Ramos y Lauri.

Árbitro: Álvarez de la Cruz, de la delegación de Almendralejo. Regular. Mostró cartulina amarilla a los locales Juanjo, Oliver y Emilio Gil; y a los visitantes Raúl Morales, Pedro José, Francis, Fran, Scalise y Lauri.

Goles: 0-1 Scalise (45+1'). 1-1 Juanjo (51'). Emilio Gil, de penalti (66'). 2-2 Pedro José (88').

Incidencias: Unos 350 espectadores en las gradas del Municipal de Navalmoral en tarde agradable. Rectángulo de juego en lamentables condiciones con más barro que césped.

Comentario: Moralo e Imperio no defraudaron y disputaron un encuentro muy entretenido y emocionante sobre un campo penoso, tremendamente irregular y blando. Ambos equipos dejaron a un lado las florituras y desde el principio practicaron un juego directo tal como estaba el terreno. Y acertaron porque el partido resultó vistoso, con un innegable poderío físico que les permitió completar a todos los jugadores unos 90 minutos llenos de esfuerzo y valentía. Los dos equipos gozaron de oportunidades de gol suficientes como para haber ganado y se tuvieron que conformar con una igualada que si bien no les satisfizo sí que hizo justicia.

El cuadro de Carlos Sánchez arrancó el choque con muchas ganas y en los primeros 5 minutos ya había disfrutado de un par de acciones claras de gol. Juanjo, con una volea cruzada desde fuera del área, obligó al guardameta imperialista a lucirse para enviar a córner; y Emilio Gil, al saque de un golpe franco directo, puso en muchos apuros al propio portero Manu al tener que detener el balón en dos tiempos.

Después le tocó el turno de intervenir con acierto al cancerbero César Carrasco. Pisky no aprovechó un mano a mano con él tras una mala cesión con la cabeza de Andrada, ni tampoco Scalise que tiró fuera delante de César. Al rato Scalise cabeceó con mucha intención pero con una estirada por bajo el guardameta moralo atrapó el cuero.

Con igualdad en el juego, cumplido el tiempo reglamentario del primer periodo, todo parecía indicar que al descanso se llegaría con empate, pero Scalise, muy activo en el último cuarto de hora, no falló su segundo mano a mano delante de la portería local. En una acción sin aparente peligro que inició el Imperio desde su campo con un saque de banda, se convirtió en un lanzamiento en largo que colocó a Scalise ante el gol. Su primer disparo lo rechazó César pero el rebote le favoreció y no perdonó con el segundo tiro.

El jarro de agua fría espabiló a los verdes en la reanudación. Como al comienzo del partido, los de Navalmoral comenzaron mejor que los de Mérida pero esta vez rubricaron su dominio con dos goles que dieron la vuelta al marcador. Primero Juli (en la foto de arriba) avisó con un cabezazo blando en buena posición que detuvo sin problemas su tocayo. Después Juanjo lo hizo con más convicción tras el saque de una falta lateral y mandó la igualada al marcador a pesar de tocar el cancerbero sobre la línea de meta. Luego Fran Mancha (en la foto de abajo) fue objeto de un claro penalti al recortar muy bien dentro del área y Emilio Gil, engañando al portero, transformó en gol y en la remontada la pena máxima. Fue el justo premio al enorme esfuerzo que apuró el Moralo en la primera media hora de la segunda mitad. Fue claramente superior a un Imperio que tardó en despertar, aunque lo hizo a tiempo para salvar un punto.

Carlos, incorporado al ataque visitante, cabeceó al larguero tras el saque de una falta y poco después a su equipo le fue anulado un gol por falta a César Carrasco dentro del área pequeña o fuera de juego porque quien verdaderamente lo anuló fue el asistente. De todas formas los imperialistas no se vinieron abajo y continuaron empujando sobre el portal moralo hasta que a la salida de un córner el veterano Pedro José cabeceó sin oposición el empate definitivo cuando apenas restaban dos minutos para empezar a contar el descuento.

Duro mazazo al conjunto de Navalmoral que se veía con los valiosos 3 puntos para terminar un 2008 lleno de contrastes. Aún así el balance hasta ahora es casi inmejorable. En el Nuevo Año el Moralo partirá desde la quinta plaza para afrontar las dos últimas jornadas de la primera vuelta y con algo más de medio camino del previsto ya recorrido. Eso sí, que nadie se duerma que aún no hay nada hecho y la igualdad es la nota predominante en esta Liga.

domingo, 14 de diciembre de 2008

16ª jornada. GOLEADA ENGAÑOSA


Villanovense: José Fuentes, Jaraíz, Mora, Javi Sánchez, David Ruiz, Verdú, Chamorro, Edu Jurado, Damián (Chencho, 78'), Pajuelo (Samuel Bedate, 75') y Pablo Valencia (Dani Fernández, 89').

Moralo: César Carrasco, Fran Mancha, Arellano, Andrada, Iván, Toribio (Miguel Ángel, 74'), Juanjo (Jarillo, 80'), Oliver, Emilio Gil, Manu (Piti, 74') y Gallardo.

Árbitro: Castaño Torres, de la delegación de Mérida. Actuación lamentable, totalmente casera. Amonestó con cartulina amarilla a los locales Verdú y Edu Jurado; y a los visitantes Fran Mancha, Toribio, Emilio Gil y Gallardo.

Goles: 1-0 David Ruiz (3'). 1-1 Gallardo (39'). 2-1 Arellano, en propia meta (58'). 3-1 Verdú (70'). 4-1 Pablo Valencia (76').

Incidencias: Unos 350 espectadores en las gradas del estadio Romero Cuerda de Villanueva de la Serena. Tarde nublada y fría. Campo muy blando por la lluvia. El Moralo jugó con su segunda indumentaria por la coincidencia de colores con el Villanovense.

Comentario: No pudo ante las adversidades. El equipo de Navalmoral cayó goleado en terreno villanovense y cosechó así la mayor derrota de la temporada porque las anteriores las había sufrido por un solo gol de diferencia. Es además la primera vez que encadena dos partidos perdidos.
Un tanto totalmente inexistente (el 1-0) y otro en propia puerta (el 2-1) acabó por condenar a un Moralo que no mereció tal castigo ante un rival que aprovechó muy bien las circunstancias que se fueron dando en el choque.

En los primeros compases el pésimo colegiado y uno de sus asistentes concedieron el 1-0 en una acción que el balón salió fuera del rectángulo de juego. El remate de David Ruiz, ante el guardameta César Carrasco, lo repelió uno de los soportes de la portería por fuera, el balón se volvió a introducir en el campo y el delantero serón lo metió con las manos desde el suelo en el fondo de las redes. Insólito, verlo para creerlo.

El regalo arbitral dejó muy tocado al Moralo durante los siguientes minutos y el Villanovense lo aprovechó para dominar el juego y disfrutar de algunas llegadas con cierto peligro.

Aún así, los que en esta ocasión vistieron de azul igualaron el marcador con un golazo. Una falta al área que fue rechazada por la zaga local la convirtió en el empate Gallardo (en la foto) con una gran volea al palo contrario donde se encontraba el cancerbero.

Tras el descanso la igualdad continuó hasta que un pase hacia atrás de un jugador local lo marcó en su portería Arellano (en la foto de abajo) con la cabeza en su intento de despejar y con la presencia de un contrario en la espalda. Otro regalito que les costó definitivamente el partido a los de Carlos Sánchez, desquiciados además con las decisiones del trencilla.

Con el 2-1 en el marcador el equipo de Navalmoral estuvo peor, jugando a la desesperada, con pocas ideas y sin apenas acercamientos que pusieran en apuros a los villanovenses. Así les llegó dos nuevos tantos que redondearon la exagerada y desconcertante goleada.

Tercera jornada consecutiva sin lograr la victoria y el Moralo se estanca en su línea ascendente. Aún así, ante el Imperio en el próximo encuentro (aunque por supuesto no será fácil), tendrá la oportunidad de cerrar 2008 con un buen balance teniendo en cuenta que la zona peligrosa de la clasificación está lejos a estas alturas de campeonato.

sábado, 6 de diciembre de 2008

15ª jornada. EL RESULTADO FUE INGRATO


Moralo: César Carrasco, Dani, Arellano, Andrada, Iván, Fran Mancha, Toribio (Piti, 77'), Óscar Castillo (Miguel Ángel, 77'), Jarillo, Juanjo y Gallardo.

La Estrella: Riobó, Ezequiel, Luis Martínez, Redondo, Gori, Víctor Moriano, Dani Ávalos, Chicote (Mario Tomé, 88'), Tomy, Carlos Abela y Julio Pecero (Angelito, 80').

Árbitro: De Dios Montero (en la foto de abajo con sus asistentes), de la delegación de Plasencia. Pésima actuación, como es casi habitual en sus partidos en Navalmoral. Amonestó con cartulina amarilla a los locales Jarillo, Juanjo e Iván; y a los visitantes Redondo, Víctor Moriano, Julio Pecero y Angelito.

Gol: 0-1 Dani Ávalos (66').

Incidencias: Algo más de 300 espectadores en las gradas del Municipal de Navalmoral en mañana nublada y fría, aunque no llovió. La festividad restó notablemente público. Césped en malas condiciones, embarrado e irregular.

Comentario: Demasiado castigo para el Moralo en un choque igualado. El equipo de Navalmoral gozó de más ocasiones para marcar que La Estrella pero fue el cuadro de Los Santos quien golpeó con más fuerza sobre el portal contrario mediada la segunda parte. Hasta ahí los verdes, aunque durante algunas fases fueron ligeramente dominados, habían dado muestras de más peligro que sus rivales pero no aprovecharon sus claras ocasiones para adelantarse en el marcador.

El encuentro, sobre un horrible rectángulo de juego, arrancó con ligero control de los santeños que, pasado el primer cuarto de hora, obligaron a César Carrasco a lucirse con un excelente paradón a la escuadra. Chicote, con un tremendo voleón desde lejos, no se lo pensó dos veces e intentó pillar al guardameta moralo tras un balón suelto, pero aunque el tiro llevó camino de gol César lo evitó desviando el lanzamiento con una palomita. Fueron todos los apuros que provocó La Estrella en el primer periodo. El resto de sus acercamientos al área local murieron una y otra vez en la férrea defensa local, que no permitió que su portero pasara ningún aprieto.

Por su parte, también sin excesiva brillantez, el Moralo metió el miedo en el cuerpo a los rojillos con un par de acciones similares. En la primera de ellas un zaguero despejó el balón desde la misma línea de gol. Gallardo se fue bien en velocidad de Rubio, le quebró dentro del área pero su disparo lo frenó el cancerbero Riobó para que un compañero terminara de sacarlo bajo palos. En el lance posterior, Toribio anduvo lento y no se aprovechó de su buena posición para rematar.
En la segunda oportunidad clara el protagonista fue Fran Mancha. Recortó a dos adversarios en el lateral del área y su postrero lanzamiento lo repelió Riobó a córner.

En la segunda mitad el cuadro de Navalmoral dio un paso hacia adelante viendo que el de Los Santos no asustaba. Juanjo (en la foto ante Víctor Moriano), con un gran tiro desde casi el círculo central, estuvo muy cerca de batir al adelantado guardameta visitante, que rectificó a tiempo con una no menos espectacular intervención. A renglón seguido Dani Ávalos forcejeó durante varios metros con Iván pero finalmente su disparo dentro del área le salió mordido sin consecuencias. Fue el aviso de que su equipo aún tenía mucho que decir.

Por si acaso, a la salida de un golpe franco (en este aspecto sí que se echó de menos a los buenos de Emilio Gil y Oliver, sancionados) Iván cabeceó con muy buena intención pero Riobó, perfecto, desbarató el peligro volando hacia la cruceta para enviar la pelota a córner. Poco después cambió el sino del partido.

Los moralos, empujando a los santeños hacia su área, perdieron un balón que rápidamente pusieron en acción ofensiva los de Antonio Becerra. El contraataque, propiciado por una bonita y rápida jugada de tiralíneas, la cerró con el 0-1 Dani Ávalos. Le llegó el esférico desmarcado dentro del área y lo cruzó lejos de César Carrasco a pesar de su estirada. El tanto dejó noqueado a los de Carlos Sánchez durante los siguientes minutos y fruto de ello Chicote, con un lanzamiento a un palo tras recortar al portero en la frontal del ára, estuvo cerca de sentenciar el duelo de antemano. Su equipo, en el largo cuarto de hora final, se preocupó más de defender y así lo hizo sin excesivos problemas para llevarse la victoria. El Moralo, con prisas y quizás sin ideas frescas, recurrió a los balones aéreos para las segundas jugadas, pero ninguna comprometió a La Estrella.

En definitiva, cruel revés ante un equipo totalmente reforzado esta campaña con la idea fija de luchar por las plazas de ascenso. Visto los 90 minutos el conjunto de Navalmoral nada tiene que envidiarle, aunque esta vez la garra y entrega no fue suficiente lamentablemente.

domingo, 30 de noviembre de 2008

14ª jornada. PUNTO CON SABOR A VICTORIA

Badajoz: Moisés, José Domínguez, Portu (Ale Herrera, 55'), Soares, Vilarchao, Sandro, Víctor Aguinaco (Pipe, descanso), Gabri, Javi Bolaños, D'Amico (Juan Germán, 68') y Jorge Ortíz.

Moralo: César Carrasco, Dani, Arellano, Andrada, Barbero (Óscar Castillo, 25'), Fran Mancha, Toribio (Manu, 65'), Oliver, Emilio Gil, Juanjo y Gallardo (Iván, 89').


Árbitro: Pavón Guillén, de la delegación de Cáceres. Mal. Expulsó al visitante Manu (89') por doble cartulina amarilla. Además amonestó con tarjeta de ese color a los locales José Domínguez, Vilarchao, Sandro, Gabri, D'Amico y Jorge Ortíz; y a los moralos César Carrasco, Andrada, Óscar Castillo, Oliver, Emilio Gil y Juanjo (a éste le fue retirada la cartulina después de un recurso interpuesto por el club días después).

Goles: 0-1 Juanjo (16'). 1-1 Javi Bolaños (81').

Incidencias: Unos 2.500 espectadores en las gradas del estadio Nuevo Vivero. Los jugadores de ambos equipos salieron al césped portando la bandera de Extremadura con motivo del XXV aniversario del Estatuto de Autonomía que se ha celebrado hoy en la región. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de un socio del CD Badajoz. Una de las torretas de la portería que defendió el Moralo en la segunda mitad estuvo apagada y la otra menos de la mitad de los focos encendidos. El conjunto de Navalmoral jugó totalmente de verde para no coincidir con el calzón blanco de los locales.

Comentario: Buen punto sumado por el cuadro de Navalmoral en Badajoz en un encuentro muy disputado, con un periodo para cada equipo. En el primero el Moralo se adelantó con un bonito tanto de Juanjo, de vaselina a la salida del guardameta Moisés, mientras que en el segundo el Badajoz empató en la recta final con un gol que rozó el fuera de juego de Javi Bolaños. El empate es muy valioso para los verdes dada la entidad del rival y por jugar en su casa, aunque fastidia porque estuvieron más de medio partido en la tercera plaza y recibieron el gol en los instantes finales. Aún así hay que valorar, y mucho, el punto arrancado a todo un Badajoz que es un serio candidato a jugar la promoción de ascenso. Así lo demostró sobradamente en este envite.

La primera mitad morala fue más que aceptable. No sólo se adelantó en el marcador sino que controló en todo momento la situación. Los de Carlos Sánchez (que volvieron a formar el once inicial de comienzo de temporada) maniataron a los pacenses y fueron los dueños del tiempo del partido. Así, un gran pase elevado de Emilio Gil entre líneas a la carrera de Juanjo (en la foto) lo aprovechó muy bien el delantero para batir al cancerbero Moisés con una perfecta vaselina en su desesperada salida. Después llegó una buena ocasión para el local Vilarchao, aunque Gallardo para el Moralo volvió a comprometer a la zaga blanquinegra con un disparo que Soares sacó cerca de la línea de gol. También el goleador, Juanjo, tuvo otra acción que pudo mover el marcador pero la oportunidad se esfumó.

En la segunda parte la decoración cambió. El Badajoz pasó a llevar claramente el peso del choque con continuas llegadas al área visitante, aunque sin sensación de gol. Sus ocasiones más peligrosas fueron a balón parado, la forma más rápida de bombardear una portería. El Moralo, con el adversario apretando, se atrincheró en su parcela en busca de los contragolpes y así dispuso de un par de ellos relativamente claros que no fructificaron. Ni Gallardo ni Juanjo anduvieron finos. Andrada, con un remate de cabeza, también tuvo una situación de gol tras el saque de una falta.

Los pacenses, a los que les pudo las prisas durante varios minutos, encontraron el empate tras el saque de una falta al borde del área. El primer lanzamiento tropezó en la barrera con tan mala fortuna para los moralos que el rechace le cayó al mismo jugador para enchufar un voleón al que César Carrasco respondió con una gran intervención. Eso sí, no pudo blocar el balón y en el nuevo despeje, con Fran Mancha intentando tirar el fuera de juego, Javi Bolaños remachó con un tiro a bocajarro para colocar la igualada que resultaría definitiva.

A partir de ahí el Badajoz aumentó su poderío con balones aéreos, pero la zaga y el portero visitantes estuvieron seguros. El Moralo, conformándose ya con el empate, achicó espacios cerca de su portería, más aún cuando casi con el tiempo cumplido Manu (en la foto) vio su segunda cartulina amarilla y fue expulsado. Y le salió bien, aunque al precio que lo consiguió tendrá que hacerlo bueno la próxima jornada ante otro coco, La Estrella. Hasta tres jugadores habituales (el mencionado Manu, Emilio Gil y Oliver) se perderán ese encuentro por sanción y ya veremos si no cuatro al haberse retirado Barbero lesionado…. pero eso ya es otra historia.

domingo, 23 de noviembre de 2008

13ª jornada. TRIUNFO EN EL MEJOR MOMENTO

Moralo: César Carrasco, Iván (Jarillo, 77'), Arellano, Andrada, Barbero, Fran Mancha, Manu (Durán, 81'), Óscar Castillo, Oliver, Juanjo y Gallardo (Toribio, 71').

Miajadas: David, José Ángel, Javi Carrasco (Adrián, 55'), Cuartana, Javi Gómez, César (Ramiro, 65'), Piji, Felipe, Aguinaco (Tena, 79'), Carlos y Torres.

Árbitro: Quintero Siles, de la delegación de Don Benito. Estuvo bien. Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Gallardo y Juanjo; y al visitante Cuartana.

Goles: 1-0 Fran Mancha (5'). 2-0 Juanjo (50').

Incidencias: Alrededor de 400 espectadores en las gradas del Municipal de Navalmoral en mañana soleada pero fresca. Rectángulo de juego irregular. Antes del pitido inicial se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de un abuelo del jugador moralo Barbero. Al finalizar el encuentro los mayordomos de las fiestas patronales de San Andrés entregaron trofeos a ambos equipos. El Moralo (en la foto de arriba) volvió a lucir en sus camisetas "busco patrocinador para sobrevivir".

Comentario: Por fin, el Moralo rompió con justicia la mala racha de resultados en casa y venció en un entretenido partido a un Miajadas que nunca bajó los brazos. Los dos tantos al inicio de cada periodo resultaron claves para sumar estos valiosos 3 puntos después de cuatro partidos caseros consecutivos sin conseguirlo. La victoria además fortalece al conjunto verde en el quinto puesto en solitario distanciando un poquito más a sus inmediatos perseguidores.

El gol de Fran Mancha (en la foto de al lado) tras sacar una falta lejana Oliver dio mucha tranquilidad a los de Carlos Sánchez. Fran saltó más que su marcador y con un testarazo bombeado sorprendió al guardameta visitante David enviando el cuero al palo contrario. Un golazo que serenó al equipo para mover con mayor criterio el balón. Poco después incluso tuvo la oportunidad Gallardo, con otro duro cabezazo, de volver a marcar pero su lanzamiento se perdió fuera.

El Miajadas se acercó por primera vez con peligro cuando una acción por la banda izquierda no la supo definir Piji en el segundo palo. César Carrasco, atento y por bajo, le desvió el tiro cruzado con los pies. Poco después, otra vez a balón parado, el Moralo comprometió a los rojillos con un remate que un zaguero desvió cerca de la línea de meta. Pero antes de llegar al descanso, y en el bonito intercambio de golpes de ambas escuadras, los visitantes estuvieron más cerca del empate que nunca. Carlos se fue como una flecha por banda izquierda, encaró a César pero no pudo batirle de primeras ni de segundas ya que un defensor moralo mandó a córner en el posterior remate. Aquí los tomateros reclamaron penalti del defensa por lanzarse al suelo para despejar y tocar con la mano, algo difícil de interpretar.

Ya en el segundo periodo el cuadro de Navalmoral volvió a mojar en los primeros compases y definitivamente se hizo con el enfrentamiento. Una bonita jugada por la derecha protagonizada por Fran Mancha acabó en un servicio que Juanjo (en la foto), en el segundo palo, culminó con un cabezazo que decidió la suerte del encuentro. La presencia del delantero después de haber estado dos jornadas de baja mejoró mucho la apariencia del equipo, y eso que la calidad de Emilio Gil, baja por sanción, apenas se echó en falta. A partir del 2-0 los moralos mandaron sobre el campo y no pasaron por ningún apuro en toda esta mitad. Por el contrario fabricó varios contraataques que pudieron mover el marcador. Juanjo, muy incisivo y peligroso para los zagueros contrarios, robó la pelota en una cesión al portero pasó hacia atrás pero el disparo de Óscar Castillo tropezó en un rival para terminar en córner. Ya casi al final los locales malograron otro lance claro. Jarillo, después de abrir hueco, obligó a despejar con muchos apuros desde la frontal al portero David.

En definitiva gran triunfo de un Moralo que no sólo no se descuelga del tren de cabeza sino que se aleja cada vez más de la zona baja de la clasificación, el principal objetivo de una plantilla que con casta y esfuerzo cumple sobradamente.

domingo, 16 de noviembre de 2008

12ª jornada. AGUANTÓ LO QUE PUDO


Cacereño: Romero, Palero, Borja, Tito, Jurado, Rocha, Estévez, Lolo, Valtierra (Toni, 66'), Rai (Chumi, 84') y Sergio (Gabri, 90').

Moralo: César Carrasco, Iván, Arellano, Andrada, Óscar Castillo, Fran Mancha, Toribio (Miguel Ángel, 84'), Oliver, Emilio Gil, Manu (Durán, 84') y Gallardo.

Árbitro: Pino Sánchez, de la delegación de Castuera. Estuvo regular. Expulsó por doble cartulina amarilla al visitante Emilio Gil (80'). Además mostró tarjeta de ese color al local Jurado y al visitante Óscar Castillo.

Gol: Toni (69').

Incidencias: Alrededor de 1.700 espectadores en las gradas del estadio Príncipe Felipe de Cáceres. Césped en perfectas condiciones. Tarde soleada pero fría. El Moralo jugó con su segunda equipación, por quinta vez esta campaña, por vestir igual que el Cacereño.

Comentario: La primera vez que esta temporada se quedó el Moralo sin marcar fuera de casa le costó perder con justicia. El posicionamiento táctico esta vez no le dio ningún fruto a Carlos Sánchez. El conjunto de Navalmoral fue dominado por el de Cáceres y perdió sin excusas, a pesar de su buen trabajo defensivo. El mejor jugador moralo fue César Carrasco, dato significativo del protagonismo que tuvo el guardameta en el encuentro. Los que en están ocasión vistieron de azul por coincidencia de colores aguantaron lo que pudieron ante un gran Cacereño que no paró de insistir hasta derrumbar el muro visitante. El triunfo local fue totalmente justo aunque llegara en el último tercio del partido.

Desde el primer minuto el Moralo cedió el balón al rival y se encomendó a su fuerza física. Y eso que el primer acercamiento con relativo peligro fue para los de Navalmoral, pero Manu remató mal en buena posición un saque de una falta lejana. El Cacereño, sabedor de lo que se jugaba, pronto se puso manos a la obra y abrumó al Moralo, aunque sobre todo en la segunda mitad. En la primera el juego estuvo demasiado trabado y apenas se crearon lances de suficiente peso como para mover el marcador. Eso sí, ambos equipos tuvieron tiempo de reclamar penalti. Primero fueron los verdes capitalinos, tras la caída del capitán Sergio ante la salida del guardameta César Carrasco; y después los moralos con un claro agarrón que llegó a reconocer el propio veterano portero Romero a Toribio.

El esquema de uno y otro conjunto poco varió en el segundo periodo, aunque esta vez el Cacereño subió el ritmo del balón y acabó desarmando el potencial moralo. Fruto de esa velocidad que fijaron los preparados por Ángel Alcázar llegaron las oportunidades claras sobre el portal de un inconmensurable César Carrasco (en la foto de arriba frente a Rai), que realizó grandes intervenciones. Así hasta que saltó al césped Toni, que con tres minutos sobre el campo cambió el sino del encuentro. Un centro lateral desde cerca del banquillo local lo cabeceó muy bien un jugador verde a la llegada de Toni y éste no perdonó a quemarropa. El júbilo llegó a la grada tras la mágica conexión que decidió el duelo.
Después del 1-0 también llegaron los mejores minutos del Moralo, aunque fueron igualmente inútiles de cara al marcador. Romero deshizo con autoridad el trabajo que le sobrevino y mantuvo en pie a su equipo sin excesivos apuros. Y es que además el Cacereño, con numerosos recursos para abordar el área morala, no se conformó con la exigua diferencia y buscó con ahínco la sentencia que no llegó hasta que el colegiado pitó el final del choque.

El Moralo, tras el esfuerzo realizado, fue consciente en todo momento de la capacidad del Cacereño y aunque rozó la gesta de sumar un punto reconoció que la victoria local fue muy merecida.

domingo, 9 de noviembre de 2008

11ª jornada. UN PUNTAZO CON EL LÍDER


Moralo: César Carrasco, Dani (Jarillo, 85'), Arellano (Iván, 69'), Andrada, Barbero, Fran Mancha, Toribio, Oliver, Emilio Gil, Manu (Óscar Castillo 80') y Gallardo.

Cerro de Reyes: Manu, Gabi Frías, Jony, Rodolfo, Jaime (Diego, 80'), Belforti, Jose Cayado, Tino (Arévalo, 88'), Pierucci, Tiago y Golo.

Árbitro: Arias Domínguez, de la delegación de Almendralejo. Estuvo mal. Enseñó cartulina amarilla a los locales Barbero y Gallardo; y a los visitantes Jaime, Belforti y Pierucci.

Goles: 0-1 Tiago (8'). 1-1 Andrada (18'). 1-2 Jose Cayado (60'). 2-2 Jaime, en propia puerta (72').

Incidencias: Algo más de 500 espectadores en las gradas del Municipal de Navalmoral en mañana soleada pero fría al levantar la niebla media hora antes del inicio. Césped irregular, blando y resbaladizo por las lluvias de los últimos días.
El partido fue televisado en directo por Canal Extremadura.
En las camisetas verdes del Moralo (en la foto de arriba) se pudo leer "busco patrocinador para sobrevivir", en un claro y agónico llamamiento de la directiva local para encontrar mayor implicación empresarial. Por su parte, el Cerro de Reyes saltó al campo luciendo una camiseta blanca en la que se leyó "ánimo Iván" por la grave lesión que está soportando su compañero.
La segunda mitad comenzó con diez minutos de retraso porque uno de los asistentes, Belinchón García, fue atendido en su vestuario por la fisioterapeuta local, Beatriz Casadiego, por molestias en una de sus piernas.
Al final del choque tuvo que intervenir la Guardia Civil y la Policía Local para despejar el túnel de vestuarios. Miembros de la expedición visitante, con su presidente Antonio Olivera 'Cachola' a la cabeza, se enzarzaron en disputas y discusiones con el trío arbitral y las propias Fuerzas del Orden Público. Al respecto el colegiado indicó en el acta que el entrenador blanquiazul Faustino Bueno 'Tinín' se dirigió a ellos diciendo "eso no se hace, sois unos sinvergüenzas, vais a por nosotros"; y que el presidente del propio club, colocándose en la puerta de vestuarios impidiéndola cerrar, lo hizo a voces en estos otros términos: "te has cagado, te has acojonado, nos has robado el partido".

Comentario: Moralo y Cerro de Reyes no defraudaron. El equipo de Navalmoral, que regresa al cuarteto de cabeza, desplegó sus mejores virtudes ante, probablemente, el mejor conjunto del grupo; mientras que éste, el de Badajoz, demostró por qué encabezaba la clasificación sin haber perdido aún. El Cerro tuvo más posesión del balón y llevó el peso del encuentro, pero el Moralo no le perdió la cara para sumar un trabajado punto. Los pacenses acabaron criticando la actuación arbitral y la tacharon de perjudicial y decisiva por no lograr la victoria. Reclamaron dos goles que les fueron anulados, por faltas sobre el guardameta César Carrasco, así como que el tanto del empate final de los moralos se había conseguido de forma irregular. No fue para tanto porque las repeticiones por televisión de las jugadas comprometidas muestran disparidad de criterios. Como ocurre en todos los partidos y a todos los equipos, sin que ninguno de los perjudicados se sienta “perseguido” como llegó a decir públicamente el técnico cerrista.

En lo más puramente deportivo, el choque fue vistoso, bonito, disputado de poder a poder entre dos equipos que dieron y recibieron prácticamente por igual. Se echó en falta al incansable Juanjo, baja por lesión, ya que el envite se desarrolló como a él le gustan y por lo que mejor le define, de mucha brega. El mayor dominio del Cerro por su calidad no se tradujo en el marcador porque el Moralo, bien plantado, lo contrarrestó con el espíritu de lucha que le caracteriza este año. Supo recomponerse a los dos mazazos del rival neutralizándolos pronto con dos latigazos y eso le permitió no cegarse ni desesperarse.
El primer zarpazo blanquiazul lo dio Tiago. El pase magistral de Golo bien le valió al portugués abrir el marcador ganando la espalda a la zaga local y aprovechándose de la precipitada salida de César Carrasco para mandar el cuero al fondo de las redes por bajo.

El cuadro de Carlos Sánchez (en la foto de al lado), al contrario de lo que podría intuirse, no se amilanó y se hizo dueño de la situación en los siguientes minutos. La alegría a los pacenses les duró apenas diez minutos pero es que antes del empate los moralos desperdiciaron un par de acciones muy claras. Primero Manu falló un remate a bocajarro y sin marcaje lanzando el balón alto, quizás por no esperar el error de Belforti dentro del área pequeña; y después Gallardo (en la foto de abajo) obligó al portero a despejar con muchos apuros con un duro disparo desde la frontal del área en vez de haber enviado el cuero en profundidad a Fran Mancha que llegaba al punto de penalti en ventaja. Esa jugada acabó en el córner que permitió a los verdes igualar por primera vez el marcador. Andrada, tras un rechace de Rodolfo al intentar controlar, no perdonó y batió a Manu con un tiro alto sin oposición.

El empate niveló también las fuerzas sobre el maltrecho césped, aunque el Cerro volvió a tener más la pelota y a crear acercamientos con cierto peligro. Así César tuvo que emplearse a fondo tras una dejada con el pecho de su compañero Barbero ante la presencia de Pierucci en la réplica de los de Tinín. Con constantes idas y venidas a las áreas de uno y otro conjunto, aunque sin excesivas amenazas de gol, acabó una muy buena primera mitad.

En la segunda todo estuvo aún más apretado con la superioridad territorial de los blanquiazules. Al cuarto de hora Jose Cayado marcó el 1-2 al encontrarse un rechace del cancerbero local tras un disparo de Belforti. Pero otra vez relativamente pronto los de Navalmoral nivelaron el marcador a balón parado. Tras un golpe franco lejano Barbero cabeceó perfectamente hacia atrás en dura pugna con Jony, el portero midió mal su salida (arrollando a Andrada) y su compañero Jaime introdujo el esférico en su portería al intentar cabecear fuera. El asistente levantó el banderín señalando la posible falta de Barbero, pero el árbitro, atento a la acción, le contradijo y concedió el gol.

Antes el Cerro había protestado por la señalización de una clara falta de Jaime, en fuera de juego, sobre César Carrasco que había invalidado el gol de Belforti. Pero mucho más lo hizo cuando en el último minuto del tiempo reglamentario el local Andrada marcó involuntariamente en propia meta tras el salto del propio César estorbado por Golo (en la foto de arriba junto a Emilio Gil, los mejores de sus equipos). Eso sí, el árbitro pitó antes de que el balón atravesara la línea. El jugador cerrista estaba inmóvil, pero impidió que el portero saltara limpiamente en el área pequeña. Polémica decisión para dar por cerrado un más que entretenido enfrentamiento entre dos equipos que acabaron con distintas sensaciones. Las moralas, sin duda, fueron muy buenas y reconstituyentes, a pesar de llevar cuatro partidos seguidos en casa sin ganar.

domingo, 2 de noviembre de 2008

10ª jornada. PRIMER SUSPENSO EN CASA


Moralo: César Carrasco, Dani, Arellano, Andrada, Barbero, Fran Mancha, Toribio (Josu, 62'), Oliver (Manu, 66'), Emilio Gil, Juanjo (Óscar Castillo, 75') y Gallardo.

Unión: Poli, Félix, Perico, Pérez, Luci, Chispa, Nando, Mañas (Lolo Joven, 84'), David (Iván, 76'), Luis Carlos (Jonny, 51') y André.

Árbitro: Tostado Rodríguez, de la delegación de Cáceres. Regular. Expulsó con tarjeta roja directa al visitante Luci (36') y al preparador físico de su equipo Hernández (40'). Además mostró cartulina amarilla a los locales Barbero, Oliver y Emilio Gil; y a los pacenses Chispa, Nando y Luis Carlos.
El colegiado no permitió al Moralo premiar a la UD Badajoz con un pasillo de honor por su título regional de la Copa Federación conseguido el pasado martes.

Goles: 0-1 Nando (6'). 1-1 Emilio Gil, de penalti (39'). 1-2 David (49').

Incidencias: Algo más de 450 espectadores en las gradas del Municipal de Navalmoral en mañana soleada pero fresca. Rectángulo de juego blando y embarrado por las lluvias caídas en los últimos días.

Comentario: Primera derrota casera del equipo de Navalmoral. A pesar de estar más de 55 minutos con un jugador más sobre el campo por una expulsión de un rival fue incapaz de, al menos, salvar un punto. Y es que la UD Badajoz se llevó los tres marcando el definitivo 1-2 en inferioridad numérica. Eso sí, lo hizo con justicia ya que aunque tuvo mucho menos minutos el balón, y además menos oportunidades para marcar, se hizo acreedor del triunfo por su buena disposición táctica.

Las dos veces que se adelantó en el marcador el cuadro de Vicente Colín las supo rentabilizar muy bien con un juego muy ordenado y contundente en su retaguardia. Frenó con tesón las contadas llegadas de un Moralo deslucido y además intentó el contraataque con criterio para complicar un poco más el juego local. Los de Carlos Sánchez, a los que no se les puede reprochar que se vaciaron físicamente, nunca se encontraron a gusto sobre el césped y estuvieron carentes de ideas para generar el peligro suficiente como para aspirar a alcanzar algún punto.

La primera visita del joven club de Badajoz al Municipal lo celebró con un golazo en su primer disparo entre los tres palos en los primeros instantes del envite. Nando, desde unos 25 metros, tuvo tiempo de pensar donde colocar el balón y lo hizo, con un soberbio lanzamiento, en la escuadra a pesar de la estirada del guardameta César Carrasco. Ahí se le abrió el cielo a la Unión. Con el 0-1 retrasó todas sus líneas un poco más y esperó con paciencia y acierto las acometidas locales.

El Moralo dominó el balón y se hizo el dueño del campo pero en ningún momento dio la sensación de dar la vuelta al marcador. Su control fue ficticio. Eso sí, una acción puntual le dio vida antes del descanso. En un lance aéreo el local Juanjo y el visitante Luci (ambos en la foto de arriba) cayeron al suelo. El jugador pacense se revolvió y dio una patada en la espalda al moralo que le costó la expulsión por roja directa. Esa estupidez la pudieron pagar muy cara los blanquinegros. Y es que tras el saque de esa falta Andrada fue claramente agarrado por el cuello dentro del área por Chispa y el árbitro señaló el punto de penalti. Emilio Gil, con su habitual seguridad, marcó el empate aunque Poli le adivinó la trayectoria.

En la segunda mitad el técnico visitante lo tuvo claro. Con un futbolista menos abandonó a David en punta y se blindó atrás. Más aún cuando otra vez en su primera llegada al área contraria cantó el gol de, precisamente, David (en la foto junto a Barbero). El delantero blanquinegro se aprovechó de los repetidos errores en el despeje de la zaga verde y mandó el sorprendente 1-2 al marcador con un tiro que tocó Andrada levemente con su trasero y despistó a su guardameta. En la jugada anterior, en el otro área, Fran Mancha hizo intervenir al cancerbero pacense por un envenenado disparo desde cerca que se colaba por la cruceta.

Los de Navalmoral, confundidos con el marcador adverso, se equivocaron en la forma de generar peligro sobre el portal visitante. El máximo realizador del grupo, Emilio Gil, pretendió por todos los medios repartir por una y otra banda, pero casi siempre estuvo desasistido. De ello se dio cuenta Carlos Sánchez y puso en el campo a Manu, pero la mejoría no se tradujo tampoco en acciones que provocaran apuros a Poli. Juanjo, que se volvió a pelear con todos los defensas y acabó lesionado, apenas tuvo una relativamente clara pero su tiro se perdió alto.
Sólo Fran Mancha, en el descuento, volvió a tener otra oportunidad clara para marcar. El jugador local se escoró hacia su derecha y el disparo lo rechazó el portero con problemas.

Por esta segunda derrota de la temporada no hay que rasgarse las vestiduras ni mucho menos. Después de diez jornadas el Moralo sólo ha perdido un par de encuentros, una buena media para aspirar a algo más que la permanencia. La única pena es que se hizo justamente cuando ahora le tocará lidiar consecutivamente con los dos líderes. El primero de ellos será otra vez en casa, donde seguro sus jugadores querrán recuperar la confianza aprendiendo de este último tropezón.

domingo, 26 de octubre de 2008

9ª jornada. SIGUE LA MAGIA DEL AZUL


Villanueva: Lolo, Dávalos, Jose Chino, Ardila, Javi (Mariñas, 66'), Carlos, Juan Álvaro, Quini, Valentín, Gugu (Ledesma, 73') y Fernan.

Moralo: César Carrasco, Dani, Arellano, Andrada, Barbero, Juli (Óscar Castillo, 64'), Toribio, Oliver (Durán, 85'), Emilio Gil (Jaro, 89'), Juanjo y Gallardo.

Árbitro: Jaramillo Arroyo, de la delegación de Badajoz. Estuvo mal. Castigó con tarjeta amarilla al local Dávalos y a los visitantes Dani y Oliver.

Goles: 0-1 Juanjo (21'). 0-2 Juli (63').

Incidencias: Unos 250 espectadores en las gradas del Municipal de Villanueva del Fresno. Césped en buenas condiciones en tarde soleada. El Moralo, al vestir el Villanueva con camiseta verdiblanca y calzón blanco, jugó con camisola y pantalón azul, su segunda equipación.

Comentario: Cuarto encuentro que disputa el equipo de Navalmoral con su segunda indumentaria y cuarta victoria vistiendo de azul. Además acumula dos triunfos seguidos fuera de casa (con los que suma cuatro en lo que va de Liga) y regresa por la puerta grande al cuarteto de promoción. De paso rompió el maleficio que le perseguía en el campo villafresnense, donde había perdido en sus cinco anteriores visitas oficiales.

El choque fue muy disputado, con ocasiones de gol y buen juego, sobre todo por parte del Moralo que incluso mereció algún tanto más para redondear la fenomenal victoria que le sitúa con casi la mitad de los deberes hechos cuando aún no se ha cumplido el primer tercio de la temporada.

Desde el comienzo los de Carlos Sánchez se hicieron con el control del centro del campo y gracias a ello fueron los dominadores del balón durante toda la primera parte sin pasar ningún tipo de apuro en su portería. Por otra parte se adelantaron relativamente pronto en el marcador y eso les facilitó mucho el trabajo ante unos rivales que llevan ahora cuatro derrotas consecutivas como locales. Los nervios por esa delicada situación de los dirigidos por Macarro la aprovecharon y manejaron muy bien los visitantes. La segunda mitad también fue netamente morala hasta el segundo gol porque a partir de ahí, a pesar de seguir fabricando acercamientos peligrosos, el Moralo se dejó dominar.

En una falta lateral botada por Emilio Gil al corazón del área pequeña, Juanjo (en la foto) tocó lo justo con la cabeza para despistar delante del portero Lolo y mandar el cuero al fondo de las redes. Fue el 0-1 que hizo justicia antes del descanso. Prácticamente mediado el segundo periodo, Juli aprovechó un gran pase interior para plantarse solo delante del cancerbero local y batirle por el palo corto para subir el definitivo 0-2.

Y fue definitivo porque el equipo de Navalmoral ya no tuvo más puntería y porque el árbitro perdonó al Sporting Villanueva un clarísimo penalti cometido por Jose Chino a Juanjo. El agarrón dentro del área cuando el delantero moralo le ganó la posición al defensa lo pasó por alto inexplicablemente el trencilla. También estuvo cerca de marcar Oliver a balón parado al estrellar un balón en el larguero. Asimismo sus compañeros Gallardo y los goleadores Juanjo y Juli desperdiciaron acciones claras cerca de portal verdiblanco. En la otra portería, César Carrasco apenas intervino y cuando lo hizo fue con éxito. Con 0-2 realizó un paradón a quemarropa que no supieron rematar los delanteros locales en su oportunidad de gol más clara.

En definitiva 3 puntos de mucho valor aunque se hayan sumado en un campo propicio para ello en la actualidad. Principalmente con trabajo, entrega e ilusión el Moralo continúa en el tren de cabeza. Una sola derrota en las primeras nueve jornadas le mantiene como la más firme revelación del campeonato, el auténtico animador después de dos meses de Liga que ahora afrontará dos encuentros seguidos en su feudo.

domingo, 19 de octubre de 2008

8ª jornada. PUNTO SIN BRILLANTEZ


Moralo: César Carrasco, Dani, Arellano, Andrada, Barbero, Fran Mancha, Toribio (Miguel Ángel, 77'), Manu, Óscar Castillo (Juli, 58'), Emilio Gil y Juanjo.

Valdelacalzada: Isaac, Saúl (Mera, 77'), Richard, Javivi, Laure, Diego, Lolo (Jorge, 90'), David Lechón, Chencho (Galo, 70'), Juanito y Óscar.

Árbitro: Domínguez Márquez (en la foto de abajo), de la delegación de Cáceres. Pésima actuación, no gustó a ninguno de los dos equipos. Expulsó por doble cartulina amarilla al local Fran Mancha (88'). Además mostró amarilla a los locales Óscar Castillo y Emilio Gil; y a los visitantes Laure, Lolo, Óscar y Galo.

Goles: 1-0 Andrada (1'). 1-1 Laure (20').

Incidencias: Más de 600 de espectadores en las gradas del Municipal de Navalmoral, con numerosos niños que recibieron varios regalos y participaron en sorteos. Mañana con nubes y claros pero agradable, césped irregular. Antes del pitido inicial se guardó un minuto de silencio en memoria de la madre del socio colaborador Lorenzo Marcos.

Comentario: El cuadro de Carlos Sánchez pudo ganar pero también perder. Intercambió dominio del balón y oportunidades para marcar con un Valdelacalzada que dio buena impresión, muy bien plantado y con claridad de ideas, aunque sin mordiente. Menos mal para el Moralo porque aunque también dispuso de ocasiones las suyas no fueron tan claras. Ambos equipos estuvieron bien durante la primera mitad pero en la segunda sólo les salvó las acciones con peligro aisladas que generaron para lograr el aprobado porque uno y otro no fueron suficientemente ambiciosos. A medida que fueron transcurriendo los minutos tuvieron miedo a perder y se conformaron con el punto.
Los verdes comenzaron muy bien. Una jugada muy elaborada tras el pitido inicial acabó en córner y de ahí nació el 1-0. Sacó desde la esquina Emilio Gil y Andrada, desmarcado y con un testarazo, batió al guardameta visitante cuando se iba a cumplir el primer minuto de juego. Los valvienses, desconcertados, no fueron capaces de frenar las acometidas locales en los siguientes minutos y así Toribio (en la foto siguiente), con un fuerte chut desde la frontal del área, obligó a intervenir con una buena parada a Isaac.

Los amarillos poco a poco fueron despertando del letargo y se acercaron al portal moralo sobre todo a balón parado. En su tercer saque de esquina lograron la igualada. Laure remató ante el error de César Carrasco en el despeje y Arellano, también desacertado bajo palos, no impidió que el balón atravesara la línea. El asistente fue quien concedió el gol.
El empate dejó helado al Moralo y aunque no pasó verdaderos apuros en su retaguardia sí que fue dominado y no encontró la forma de enlazar jugadas para comprometer al rival.

La segunda mitad arrancó con dificultades para los de Navalmoral a pesar de controlar más el cuero. A los 7' el valviense Lolo, sin oposición, desperdició una clarísima acción protagonizada por Juanito por la banda contraria. El disparo cruzado del jugador visitante se perdió alto tras rozar levemente el larguero. Poco después César intervino con una gran parada al saque de un córner de David Lechón y el Moralo a partir de ahí enfrió el juego y quiso tocar más la pelota.
Juanjo, con un cabezazo que se perdió alto en buena posición tras un centro desde la izquierda, dio aire a su equipo en ataque, aunque no lo suficiente.
En la otra portería el cancerbero local vio cómo le anularon un gol a Óscar por posición dudosa de fuera de juego y al rato cómo el propio Óscar malogró otra buena ocasión para batirle delante de él. César, perfecto en el mano a mano, abortó el peligro.

Ya en los instantes finales, Andrada, con un inverosímil remate desde el suelo, a punto estuvo de sorprender desde cerca a Isaac, que sacó una mano por bajo para desviar a córner. Por entonces el Moralo ya jugaba con un futbolista menos por la rigurosa expulsión de Fran Mancha.

Lo mejor para la escuadra verde fue la suma del punto en la primera jornada que afrontaba cambios en su alineación. A Gallardo, sancionado, y a Oliver, enfermo, se les echó de menos en algunos momentos puntuales.
Eso sí, Manu y Óscar Castillo (foto de al lado), quienes probaron por primera vez la titularidad y la capitanía en el caso del segundo, no desentonaron en absoluto.
No fue un buen encuentro pero el Moralo sigue sumando, que no es poco, aunque ahora sea fuera de las plazas de promoción.

domingo, 12 de octubre de 2008

7ª jornada. SUFRIDA Y MERITORIA VICTORIA

Ciudad de Plasencia: Luis, Chanca, Álvaro (José Ángel, 74'), Colo, Jordi, Fran Díaz, Juanito, Carlos, Víctor (Santi, 83'), Chechu (Óscar, descanso) y Diego.

Moralo: César Carrasco, Dani, Arellano, Andrada, Barbero (Iván, 72'), Toribio, Fran Mancha, Oliver, Emilio Gil (Miguel Ángel, 92'), Juanjo (Juli, 87') y Gallardo.

Árbitro: Seco Caballero, de la delegación de Mérida. Mala actuación. Expulsó por doble cartulina amarilla al local Colo (25') y por roja directa al visitante Gallardo (77'). Además mostró amarilla a los placentinos Luis, Chanca, Víctor y Diego; y a los moralos Arellano, Andrada, Barbero y Juanjo.



Gol: 0-1 Emilio Gil, de penalti (27').



Incidencias: Unos 300 espectadores en las gradas del Estadio Municipal de Plasencia en mañana agradable, con presencia de aficionados visitantes. Rectángulo de juego irregular, con varias calvas, y resbaladizo por la lluvia que cayó antes del encuentro. Posiblemente este fue el último partido que jugó en estas instalaciones el Ciudad de Plasencia ya que en el próximo que dispute como local inaugurará las suyas propias.

Comentario: Un penalti transformado en gol por Emilio Gil antes de cumplirse la primera media hora de juego sirvió para que el Moralo se hiciera con los valiosos tres puntos. Hasta esa acción el equipo de Carlos Sánchez había mostrado su superioridad sobre el de Plasencia, lo que reforzó e incrementó a partir de entonces y hasta la llegada del descanso. Eso sí, en la segunda mitad sufrió más de lo esperado y aconsejado en este tipo de choques y, con todo a favor, pudo pagarlo caro. La victoria sabe muy bien a una plantilla que se mantiene en el amplio grupo de cabeza gracias a sus méritos.

El Ciudad pronto se fue cargando de tarjetas y eso le sacó del partido. A las numerosas protestas al árbitro tuvo que añadir tener que ir, casi siempre, detrás del balón. Además, sufrió en el mismo lance el 0-1 y perdió a uno de sus centrales por expulsión, lo que le acabó de derrumbar para encarar el tramo final del primer periodo. Fue ahí donde precisamente el cuadro de Navalmoral pudo y debió liquidar el enfrentamiento. Oportunidades claras para ello tuvo, sobre todo con un disparo a quemarropa de Gallardo, pero sin olvidar otro chut lejano de Oliver, un cabezazo de Andrada tras el saque de un córner y un claro penalti no señalado de Fran Díaz al siempre peleón e impertinente para los defensas contrarios Juanjo (foto de al lado). Algunas de esas ocasiones pudieron ensanchar aún más las distancias en el marcador pero no fue así y el Moralo en la segunda parte lo llegó a pasar mal por el empuje de los de Aitor Bidaurrázaga.

Con mucha fe y esfuerzo los locales se fueron a por el empate en los segundos 45' pero siempre encontraron a una defensa y a un portero muy difícil de superar. Los verdes sólo llegaron a crear peligro sobre el portal placentino a balón parado. Oliver y Andrada (foto de abajo) estuvieron cerca de volver a mover el marcador, pero el guardameta Luis estuvo muy seguro. Su homólogo, César Carrasco, tampoco pasó excesivos apuros, aunque el que le llegó lo solventó perfectamente.


La superioridad numérica del Moralo sobre el campo no se notó ya que el Ciudad planteó un juego directo y valiente tras el descanso. El escueto 0-1 lo amenazaron los magentas, sobre todo cuando sus rivales perdieron por expulsión a Gallardo. Una simple protesta a un asistente le valió al delantero moralo la tarjeta roja. Exagerado castigo de un trencilla que no estuvo a la altura de un partido lleno de ímpetu pero con honesta deportividad que ganó un Moralo que recupera la alegría, por su constancia, después de dos jornadas sin ganar.

sábado, 4 de octubre de 2008

6ª jornada. VALIOSO EMPATE CON UN GRAN RIVAL


Moralo: César Carrasco, Dani (Iván, 59'), Arellano, Andrada, Barbero, Fran Mancha, Toribio, Oliver, Emilio Gil (Óscar Castillo, 86'), Juanjo y Gallardo (Manu, 81').

Don Benito: Flavio, Chencho, Nandi, Vicente, Gabi, Dani, Bermúdez, Alberto, Serrano (Miguel Ángel, 73'), Julio Cobos (Teo, 85') y Gonzalo (Luis Valladar, 70').

Árbitro: Pavón Guillén, de la delegación de Cáceres. Estuvo regular. Amonestó tarjeta amarilla al local Gallardo y a los visitantes Nandi, Dani, Serrano y Julio Cobos.

Incidencias: Gran entrada de público y buen ambiente con más de 600 espectadores en las gradas del Municipal de Navalmoral en noche agradable (el partido dio comienzo a las 20 horas). Se adelantó al sábado para dar más tiempo al Don Benito a preparar su cita en Portugalete en la tercera ronda de la Copa del Rey el próximo día 8. Se jugó con luz artificial. Césped irregular y blando.

Comentario: Primer encuentro que el Moralo no marcó en esta temporada, pero cuarto que no recibió. Ese aplastante balance después de seis jornadas disputadas consolida al equipo de Navalmoral en el tren de cabeza con absoluto merecimiento. El empate sumado ante el vigente campeón del grupo extremeño, sabiendo sufrir como no lo había hecho hasta ahora en el Municipal, da mucho más valor al punto logrado. El Don Benito mostró sobradamente su enorme calidad así como su credencial a repetir éxitos este año a pesar de su irregular inicio liguero.

Los repetidos aplausos y las muestras de ánimo desde la grada a los verdes durante todo el partido y a su finalización hacía ya algunos años que no se vivían en Navalmoral. La nueva y joven directiva encabezada por un Paco Cuevas capaz de recibir y acompañar en el palco a los dirigentes de los clubes adversarios como de realizar un sorteo o ayudar detrás de la barra durante el descanso, está de enhorabuena. Todo va viento en popa. Los seguidores, que cada vez son más, están con el equipo y con el club, y viceversa. Cada fin de semana unos y otros, cada uno a su manera, lo acaban satisfechos por el deber cumplido, con la alegría de ir cumpliendo con los objetivos.


En el enfrentamiento ante el Don Benito pasó eso mismo. El Moralo sabía de la entidad del rival e intentó jugar sus bazas. Los rojiblancos dieron velocidad a su juego desde el saque inicial y eso les permitió gozar de numerosas llegadas al área local. En los primeros 20' los de Ricardo Serna (foto de abajo) malograron un par de acciones claras para marcar. Primero el veterano y exquisito Julio Cobos obligó a un extraordinario César Carrasco (en la foto de la derecha) a intervenir con gran acierto con un disparo desde fuera del área, como más tarde Serrano en un mano a mano que felizmente el guardameta mandó a córner.

Los verdes poco a poco fueron despertando e igualaron el juego hasta la llegada del descanso. Eso sí, su mayor peligro lo crearon a balón parado. Así, Andrada cabeceó un saque de esquina que volvió a terminar en córner desviado por un contrario en boca de gol.

En la reanudación los de Carlos Sánchez salieron mucho más enchufados que al comienzo. Dominaron más el balón y al rival, aunque las ocasiones para marcar más claras llegaron del lado contrario. Gonzalo, solo cuando pisó área, disparó excesivamente cruzado; y Chencho, con un disparo por bajo tras un córner, fueron quienes generaron el mayor peligro de la segunda mitad. El Moralo lo intentó con rápidas contras pero ninguna de ellas las supieron fructificar, principalmente, los infatigables Gallardo y Juanjo.

Así acabó un encuentro que repartió los puntos y los honores a unos equipos que, visto lo visto hasta ahora, podrán dar mucho que hablar en este campeonato. El conjunto de Navalmoral al menos está empeñado en ello y no le falta razones para pensar en ello. De todas formas toda la plantilla sigue con los pies en el suelo sin ver más allá de cada jornada.

domingo, 28 de septiembre de 2008

5ª jornada. LA PRIMERA DERROTA LLEGÓ EN SAN MIGUEL


Diter Zafra: Ímola, Chico, Ferreirinha, Alonso, Santaella, Rubio, De la Cruz, Alfonso (José Juan, 89'), Copito (Ángel Servan, 64'), Toboso y Juanan.

Moralo: César Carrasco, Dani (Juli, 37'), Arellano, Andrada, Barbero, Fran Mancha, Toribio (Óscar Castillo, 75'), Oliver (Manu, 65'), Emilio Gil, Juanjo y Gallardo.

Árbitro: Pino Sánchez, de la delegación de Castuera. Regular tirando a mal por ser muy casero. Amonestó con cartulina amarilla a los locales Ímola, Rubio, De la Cruz, Toboso y Juanan; y a los visitantes Juli, Oliver, Emilio Gil y Barbero.

Goles: 1-0 Alonso (3'). 2-0 Alonso (21'). 2-1 Oliver (64').

Incidencias: Unos 300 espectadores en las gradas del Nuevo Estadio segedano. Campo irregular y resbaladizo porque llovió durante todo el encuentro. El Moralo jugó con su camisola y medias habituales pero con calzón también verde por coincidencia con el del Diter Zafra.

Comentario: Primera derrota del equipo de Navalmoral, que no le supone mucho ya que continúa en el cuarteto de cabeza. Pierde el liderato pero se coloca a un solo punto de los dos primeros clasificados. La derrota en Zafra entra dentro de las posibilidades por lo que tampoco decae el ánimo. Es un golpe doloroso después de cuatro victorias consecutivas pero no trastoca absolutamente nada en los objetivos e ilusiones del equipo para este año.

El encuentro tuvo dos caras distintas. El primer periodo fue netamente local y el segundo lo dominó, principalmente la primera media hora, el cuadro de Carlos Sánchez. El Zafra estuvo más certero a balón parado y supo jugar muy bien con el marcador a su favor. Los segedanos, que habían perdido hasta este partido los dos que habían disputado sobre su campo, imprimieron velocidad desde el saque inicial y sorprendieron a los moralos.

Los visitantes sabían de la peligrosidad del rival en jugadas ensayadas y aún así se despistaron en los primeros veinte minutos con errores que en definitiva les costó quedarse sin puntuar. A la salida de un córner pasado el equipo de Zafra inauguró el marcador tras una dejada al corazón del área pequeña que no desperdició el central Alonso. Poco después, con un Moralo tocado, el conjunto de Julián Caro volvió a hacer mucho daño en una acción parecida. Un nuevo saque de esquina, esta vez desde el otro lado, se convirtió en el 2-0 gracias al duro testarazo, de nuevo, de Alonso tras otra dejada.

En la segunda mitad la decoración cambió. El Moralo se hizo el dueño del balón y encerró al Zafra en su parcela durante la primera media hora. Más aún cuando el capitán Oliver (en la foto) cabeceó a las redes locales un golpe franco botado por Emilio Gil, que por cierto no mojó por primera vez esta temporada. A partir de entonces la escuadra de Navalmoral creyó en la remontada y se fue en busca de ella, aunque el peligro que creó siempre fue a balón parado. Con esa incertidumbre en la parroquia local acabó este envite que bien pudo acabar en empate.

domingo, 21 de septiembre de 2008

4ª jornada. GOLEADA PARA SER LÍDER



Moralo: César Carrasco, Dani, Arellano, Andrada, Barbero, Fran Mancha, Toribio (Juli, 73'), Oliver (Óscar Castillo, 69'), Emilio Gil, Juanjo (Jaro, 75') y Gallardo.

Sanvicenteño: Antonio, Óscar, Alex, Ángel Morro, Josema, Enrique, Borja, Mendo, Javito (Lolo Gabancha, 28'), Galé (David García, descanso) y Alejandro (Manolo, 69').

Árbitro: Calle Hernández, de la delegación de Plasencia. Sin excesivos problemas. Amonestó con cartulina amarilla a los locales Arellano y Juanjo; y a los visitantes Alex, Josema y Galé.

Goles: 1-0 Gallardo (14'). 2-0 Juanjo (17'). 3-0 Emilio Gil, de penalti (45+3'). 4-0 Andrada (69').

Incidencias: Algo más de medio millar de espectadores en las gradas del Municipal de Navalmoral en mañana agradable. Partido transmitido en directo por Canal Extremadura Televisión. Rectángulo de juego blando por las lluvias caídas horas antes.


Comentario: Doce puntos de doce posibles. El Moralo es el único conjunto del grupo que lo ha conseguido después del primer mes de campeonato. Y es que los de Carlos Sánchez han comenzado de una forma inmejorable esta temporada gracias a su entrega, tesón e ilusión por hacerlo bien, sin pensar en el futuro y con los pies en el suelo en el presente. Con esta concluyente victoria sobre el Sanvi los verdes se sitúan en lo más alto de la clasificación por merecimientos propios. Además de los incontestables puntos que llevan sumados, han sido los primeros en superar la decena de goles a favor, en tres jornadas no han recibido ningún tanto y en sus filas cuentan con el máximo realizador del grupo, Emilio Gil, que lleva cinco dianas en cuatro partidos... no se puede pedir más.

Con el estreno liguero de su indumentaria habitual el equipo de Navalmoral volvió a realizar un encuentro muy serio, lleno de esfuerzo y de intenciones, y no decepcionó a nadie. El Sanvi terminó siendo el dominador del balón, pero las llegadas, los disparos y el mejor sentido al cuero correspondieron al Moralo. Se encontró con dos indecisiones que supo transformarlas en gol al primer cuarto de hora y a partir de ahí nadó siempre a favor de corriente y llevó el choque adonde siempre quiso. El once inicial habitual no defraudó una vez más al técnico Sánchez Escribano.

La insistencia de Toribio sobre un lanzamiento en largo obtuvo el premio del 1-0. La inseguridad de un defensor y portero visitantes la recogió Gallardo (en la foto de arriba) para recortar y batir de un voleón el portal de Antonio. A la jugada siguiente, sólo un minuto después, Juanjo (en la foto de abajo) perdonó otra ingenuidad de la zaga sanvicenteña. Eso sí, la olvidó pronto al robar un balón a un contrario, plantarse delante del cancerbero y colocar el 2-0 en el marcador con un sutil toque al balón que dejó sentado a Antonio. Su primer gol con la camisola verde se lo dedicó, con gestos ostensibles, a su embarazada mujer.
Las indecisiones continuaron en la retaguardia de los de San Vicente de Alcántara hasta cumplido el minuto 45, pero unas veces por la mala puntería local y otras por el postrero despeje de algún visitante en nada acabaron.

En la prolongación, con los dos equipos esperando el descanso para repasar las ideas, llegó la puntilla al Sanvicenteño. El trencilla Calle Hernández señaló el punto de penalti por un agarrón a Andrada a la salida de una falta lejana. El exagerado castigo a los blanquillos lo convirtió en el 3-0 Emilio Gil a pesar de la buena estirada del guardameta.

Con ese marcador el envite parecía zanjado aunque restara la segunda mitad. Y así fue. El Sanvi avivó su ímpetu pero igualmente acentuó su incapacidad para crear verdadero peligro sobre la portería de César Carrasco. El Moralo, más sereno, fue coleccionando ocasiones claras hasta que a la salida de un córner botado por Emilio Gil, Barbero dejara con su cabeza el 4-0 en bandeja a Andrada en boca de gol y sin oposición, aunque marcara con una de sus rodillas.

Broche de oro para un equipo que a medida que se van resolviendo las jornadas parece cada vez más eso, un equipo. Sin individualidades destacadas y sin excesivos lujos observa al resto del grupo cómo le ven desde abajo. Es momento de disfrutar, pero sólo hasta el próximo partido.